Actividades para realizar con una persona con Alzheimer

Tomado de http://www.alzheimeruniversal.eu/2015/10/11/actividades-para-realizar-con-una-persona-con-alzheimer/

Si sois familiares o cuidadores profesionales de una persona con Alzheimer seguramente en más de una ocasión os habéis preguntado el tipo de actividades que podéis realizar con un enfermo. Hoy os traemos algunas ideas, se suman a otras que hemos mencionado en artículos anteriores y seguramente este es un tema sobre el que volveremos habitualmente.

Antes uno detalles a tener en cuenta a la hora de realizar actividades con un enfermo de Alzheimer:

-Es importante tener en cuenta lo que una persona puede hacer, en lugar de lo que no puede hacer.

-Establezca una rutina diaria de modo que ayude a la persona a sentirse segura y orientada.

-Analiza la tarea que quieres realizar y descomponer en diferentes pasos simples, de manera que el enfermo pueda entender claramente las instrucciones.

-Ofrece niveles de ayuda que se ajusten a las condiciones de la persona. En ocasiones simplemente será pronunciar la primera sílaba de una palabra, en otras adoptar el papel activo durante toda la actividad.

-Lo anterior lleva a recordar que, dependiendo de la etapa de la enfermedad en que se encuentre el enfermo, se podrán realizar unas actividades u otras. En las etapas más avanzadas las actividades para estimular los sentidos son las más usadas.

-Hay que intentar que las actividades resulten significativas para el mantenimiento de las habilidades de la vida diaria.

Actividades para realizar con una persona con Alzheimer.

Deporte

Caminar: Dependiendo de las condiciones motoras del enfermo tal vez puedan intentar un paseo por la mañana o en la tarde. Recuerde llevar ropa adecuada. Establezca una rutina diaria del recorrido y la hora. Si no puede salir al exterior puede utilizar el pasillo del edificio.

En muchas ocasiones nos han preguntado sobre qué hacer cuando una persona deambula por la casa durante horas. Bueno, pues esto suele pasar en algunas etapas y la respuesta es muy sencilla: aunque a nosotros, los cuidadores, la situación nos pueda poner nerviosos al principio, termina uno aceptándolo y viéndolo de una forma positiva; al fin y al cabo, la persona está ejercitando su cuerpo y mejora la circulación. Hemos leído comentarios de cuidadores/as que preguntaban sobre qué medicación darle en estos casos, y la respuesta también está muy clara: ninguna. Si la persona que deambula por casa, se encuentra en un entorno seguro hay que dejarles ser, además, podemos adaptar un poco los pasillos o lo que sea necesario para que ande todo lo que quiera, teniendo en cuenta siempre la seguridad para evitar resbalones, o que se unan deambulación y desorientación y la persona pueda salir de casa y se extravíe.

Música

¿Quién no ha visto esos vídeos en que la música transforma a una persona con demencia? Escoja la música preferida por la persona con Alzheimer. Escuchar le puede hacer mucho bien al igual que cantar o tararear una canción. Si agregamos unos sencillos pasos de baile también estimulamos la motricidad. La música puede usarse como recurso terapéutico en cualquier etapa, de hecho, la capacidad de disfrutar de la música es de lo último en desaparecer en la persona con Alzheimer. A nosotros simplemente nos gusta pensar que nunca desaparece. 

¿Habéis intentado poner una misma melodía relajante todos los días antes de dormir? Eso puede ayudar a que la persona se disponga a descansar. Sé de un amigo que a la hora del baño pone música para facilitar el momento a su madre.

Cocina

Indicado fundamentalmente para las etapas iniciales y medias de la enfermedad, las actividades en la cocina pueden convertirse en una forma ideal de ayudar a mantener algunas habilidades básicas de la vida diaria.

Aunque la persona ya no sea capaz de realizar una receta por sí sola, puede seguir instrucciones sencillas, como alcanzar los ingredientes que previamente se han puesto en orden sobre la mesa e incluso ir añadiendo los ingredientes que poco a poco le vamos alcanzando. La preparación previa es indispensable en este tipo de tareas.

Compras

¿Ha intentado ir a un mercadillo? Dependiendo de la etapa de la enfermedad en que se encuentre, ver objetos y prendas de su pasado puede hacerle sentir muy bien.

Otras actividades relacionadas con el hogar

Existen muchas pequeñas tareas del hogar que la persona puede seguir haciendo en las etapas iniciales e intermedias de la enfermedad. He conocido a enfermos diagnosticados que aún se hacían cargo de numerosas tareas del hogar. He aquí algunas que podéis intentar:

  • Poner la mesa
  • Ayudar a doblar la ropa
  • Hacer la cama
  • Retirar la mesa y limpiarla
  • Quitar el polvo con un plumero
  • Acompañar a sacar el perro
  • Barrer
  • Regar las plantas

Actividades intelectualmente estimulantes

Aunque todas las actividades que hemos mencionado hasta ahora también estimulan procesos cognitivos en menor o mayor medida, hay actividades que implican directamente habilidades intelectuales. Algunas que podéis intentar en las etapas iniciales:

  • Bingo
  • Juegos de cartas

Reminiscencia ¿Ha intentado evocar en su familiar eventos concretos del pasado? Como el día de su boda, por ejemplo. Pregunte cómo iba vestida, qué sintió o dónde fue la luna de miel. Si ve que le es difícil rememorar entonces no continúe.

Realizar actividades que vienen en cuadernos de estimulación cognitiva.

Hasta aquí las actividades que hoy queremos comentarles. En otros artículos os hablaremos de las cosas que podéis realizar con personas en la etapa avanzada de la enfermedad. Como siempre decimos, nos encanta leer vuestros comentarios con nuevas ideas ¿Qué hacéis con vuestro familiar?

Tomado de http://www.alzheimeruniversal.eu/2015/10/11/actividades-para-realizar-con-una-persona-con-alzheimer/

Anuncios

Dr. Francisco Lopera habla del Alzheimer genético en Enlace de Teleantioquia

El pasado martes 12 de Mayo de 2015, tuve la fortuna de compartir el set del programa Enlace del canal regional colombiano Teleantioquia, con el Dr. Francisco Lopera.

Como director del Grupo de Neurociencias de Antioquia, el Dr. Lopera ha liderado numerosas investigaciones alrededor del Alzheimer de manifestación temprana o como él lo llama, Alzheimer genético. Y en esta ocasión, estuvo explicándole a los televidentes las diferencias entre este tipo de Alzheimer y el Alzheimer esporádico.

De igual manera, el Dr. Lopera nos contó sobre un importante estudio que está realizando el Grupo de Neurociencias de Antioquia para encontrar una vacuna que prevenga contra esta enfermedad.

Si usted o alguien que usted conoce presenta las características que el Doctor explica en el video por favor comuníquese con este grupo de investigación para hacer parte de este estudio y lograr encontrar una vacuna. (Teléfonos en Medellín, Colombia: 2196664-2196657)

El Dr. Francisco Lopera también menciona la importancia de la estimulación cognitiva y sensorial como tratamientos paliativos para mejorar la calidad de vida de personas con Alzheimer. Esto sirvió para dar paso a mi entrevista, y enfatizar mi trabajo de diseño de productos didácticos que llevo adelantando con el Grupo de Neurociencias de Antioquia hace algún tiempo, así como los productos personalizados de estimulación sensorial que he desarrollado.

Aquí pueden ver el segmento en el que muestro mis productos y hablo de las personas a las que se los desarrollé.

Para desarrollo de productos personalizados pueden contactarme escribiendo a adrianamachadosensorial@gmail.com o llamando al (57)3004433702 o al (574)2609750 en Medellín, Colombia. Disponibles desarrollos nacionales e internacionales.

Mis productos para el Alzheimer en Enlace de Teleantioquia

El pasado 12 de Mayo de 2015, estuve en el popular programa Enlace del canal regional colombiano Teleantioquia. Tuve la oportunidad de mostrarle a los televidentes algunos de los productos que he realizado, contarles cómo fueron creados y hablar de las personas que los inspiraron.

Terapia sensorial estimula sentimientos en personas con Alzheimer

Tomado de https://colaboracion.imserso.es/entornoColaboracion/view/view.php?id=203 

Por Eva María Rodríguez Torrecilla.

Psicóloga especialista en evaluación y estimulación cognitiva

En los últimos años, la prevalencia del Alzheimer se ha multiplicado en España. Más de 400.000 personas, mayores o menores de 65 años, padecen dicha demencia. En la actualidad, muchas son las investigaciones que señalan cuáles pueden ser los factores de riesgo para padecer demencia (falta de sueño, malos hábitos de alimentación, falta de ejercicio, hipertensión, etc.). Y aunque los hábitos de nuestra sociedad parecen llevarnos hacia el Alzheimer, dichas investigaciones nos muestran las medidas de prevención que se pueden tomar.

De la misma manera, al aumentar la prevalencia del Alzheimer, también ha aumentado la concienciación de la sociedad, de los cuidadores y de los profesionales para paliar los efectos principales de la enfermedad. En los últimos tiempos, raro es que los centros asistenciales y residenciales no cuenten con profesionales especializados en tratamientos no farmacológicos para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Entre los tratamientos no farmacológicos encontramos la estimulación y rehabilitación cognitiva para trabajar las funciones superiores como la memoria, la atención o el lenguaje; psicomotricidad gruesa y fina para potenciar la movilidad, la coordinación y la lateralidad; dándoles las herramientas necesarias para el entrenamiento en las actividades de la vida diaria, disminuyendo la ansiedad y la depresión a la vez que se fomentan las habilidades sociales.

Sin embargo, y aunque la concienciación ante la enfermedad cada vez es mayor, a los profesionales que trabajamos con este colectivo, se nos presenta un reto: en demasiadas ocasiones los pacientes llegan a la institución con un grado de deterioro grave (GDS5, 6 y7), donde la estimulación cognitiva al uso es difícil de aplicar en ellos.

En estos casos, lo que mejor funciona es la estimulación sensorial. Esta ayuda a disminuir la agitación y la inquietud del paciente, mejorando su forma de expresión y comunicación, trabajando la reminiscencia y proporcionándole al paciente gran variedad de estímulos.

¿Cómo se trabaja la estimulación sensorial?

  1. Los grupos deben ser lo más homogéneos posibles, siendo preferible trabajar de manera individual.
  2. La sesión debe ser de 30 minutos aproximadamente.
  3. Deben trabajarse cada uno de los sentidos (vista, gusto, olfato, oído y tacto).

Aunque son muy numerosos los ejercicios que pueden llevarse a cabo, los que mejor funcionan son la estimulación táctil y la estimulación auditiva. Tocar distintas formas, distintas texturas, así como acariciar al paciente (con la yema de los dedos, brochas suaves…) o masajear la zona craneal o facial les proporciona gran tranquilidad y su ansiedad disminuye notablemente. En la estimulación táctil, también funciona muy bien la terapia asistida con animales, ya que acariciarlos y tocarlos muestra un gran poder terapéutico. Otra de las modalidades sensoriales más estimulante es la auditiva, y sobre todo a través de la música, porque ilumina la cara de los pacientes, los transporta a tiempos felices y pasados aunque presenten un gran grado de deterioro cognitivo.

Uno de los métodos que se basa en todas las premisas señaladas es el Método Montessori, método diseñado para la educación infantil, pero adaptado para personas mayores con gran aceptación.

Por todo lo anterior, animo a todos los profesionales a trabajar la estimulación sensorial sea cual sea el deterioro que presenta el paciente. De la forma más individualizada posible (aunque en los centros asistenciales es difícil de llevar a cabo, a pesar de que sus beneficios sean mayores que la terapia grupal). Porque como dijo Pasqual Maragall «El Alzheimer borra la memoria, no los sentimientos»; sentimientos que sin duda aporta la estimulación sensorial.

Tomado de https://colaboracion.imserso.es/entornoColaboracion/view/view.php?id=203